S.O.S…creatividad y autoconocimiento…

Quienes trabajamos en Branding hemos visto durante años muchas guerras estratégicas de grandes marcas que siempre arrojan resultados similares. A pesar de esta certeza, en la actualidad se siguen cometiendo los mismos errores.

¿Qué quería “probar” Pepsi cuando hizo la prueba del sabor?

¿Qué sigue intentando Samsung cuando promueve una serie de comerciales burlándose de Apple?

En definitiva, ¿qué hace una marca cuando sale a pegarle a su competencia?, ¿o cuando copia una estrategia de contenido sin ningún reparo?

Con esta clase de comportamientos, lo único que hace esta marca  es solo fortalecer la posición del primero… copiar, burlarse o compararse, no produce otra cosa que fortalecer al referente original.

¿y por qué infinidades de marcas lo siguen haciendo?

Por un lado, por falta de autoconocimiento, y por otro, por MIEDO…

Las marcas que no se conocen. Todo el tiempo buscan afuera (en sus competidores) un punto donde apoyar su estrategia publicitaria Ese accionar se reduce solo a contrarrestar acciones, más que pararse sobre los valores propios o propósitos como entidades.

Si realmente creemos que los consumidores están en el centro de los propósitos, ¿por qué algunas marcas crean acciones para invalidar lo que el consumidor piensa? (O, lo que es mo, para dictaminar su verdad)

Los consumidores no solo que no cambiamos de opinión fácilmente sino que, además, buscamos datos externos para validar aquello que pensamos.

Cuando las marcas entiendan que no pueden seguir buscando su posicionamiento estratégico sin autoconocerse habrán puesto en marcha aquellas sabias que tanto difundió Platón y que estaban inscriptas en el Oráculo de Delfos:

Conócete a ti mismo, y conocerás al mundo…

que aplica tanto a la vida misma como a las marcas en general.

Jessica Marcon

Directora y co-founder de Onmarc, una agencia especializada en branding y growth marketing